¿Qué es el real food? ¿Moda o estilo de vida?

Muchos se preguntan si es una simple moda alimentaria o si de verdad es beneficioso para nuestra salud. Pero, ¿qué es en realidad el ‘realfooding’?

El movimiento realfooding viene de las palabras real food, que en español quiere decir comida real. Una de las cuestiones más frecuentes es si existe o no la comida no real, ya que, según El Comidista, el realfooding se considera a día de hoy un estilo de vida, movimiento o tendencia que se basa en consumir comida de verdad y evitar los ultraprocesados.

Pero aquí surge otras de las grandes preguntas, ¿qué alimentos se consideran ultraprocesados? Carlos Ríos, principal defensor de este estilo de vida, el cual cuenta con más de un millón de seguidores en instagram, clasifica los alimentos en tres categorías.

En primer lugar, la comida real, que son todos aquellos alimentos mínimamente procesados cuyo procesamiento industrial o artesanal no ha empeorado la calidad de la composición. Aquí entrarían verduras, frutas, frutos secos y semillas, tubérculos y raíces, legumbres, pescados, huevos, carnes, cereales integrales, aceites vírgenes, lácteos de calidad, café, cacao e infusiones, hierbas y especias. 

Por otro lado, se encuentran los buenos procesados que son alimentos reales con un procesamiento industrial o artesanal beneficioso o inocuo con respecto a sus propiedades saludables. Se obtienen de la adición o retirada de algunos ingredientes a los alimentos enteros o de aplicar algún procesamiento industrial, con el fin de hacerlos más seguros, duraderos y agradables al paladar o para facilitar su consumo.

Algunos ejemplos son aceite de oliva virgen extra, leche UHT, yogures y lácteos fermentados, panes integrales 100%, chocolate negro o cacao en polvo superior al 70%, gazpacho envasado, legumbres de bote, pescado enlatado, bebidas vegetales sin azúcares añadidos, jamón ibérico de bellota, comida real envasada al vacío, comida real congelada como frutas, verduras, pescado, etc.

En este caso serían los refrescos, bebidas energéticas, zumos envasados, lácteos azucarados, bollería, pan blanco, carnes procesadas, pizzas, galletas, salsas comerciales, cereales azucarados y barritas, precocinados, dulces y helados, productos dietéticos y patatas fritas.

El último elemento en esta clasificación son los ultraprocesados que, según Realfooding.com, son preparaciones industriales comestibles elaboradas a partir de sustancias de otros alimentos o sintéticas, con diferentes técnicas de procesamiento y cuyo consumo tiene efectos negativos para la salud.

La comunidad realfooder está en constante crecimiento y cada vez se toma más en serio su alimentación por lo que ya no es nada nuevo que se agoten los edamames en el supermercado, que haya gente que etiquete sus fotos de comida en Instagram con el hashtag #realfood o que veas a personas en tu supermercado escaneando los códigos de barras de los alimentos para ver en qué categoría se encuentran.

En el centro BOOH! contamos con dos marcas en nuestras cocinas fantasma que cumplen con los requisitos de los realfooders. Así BOOH! rompe con la problemática de que pedir comida a domicilio signifique no poder comer sano y rico.

PuaPoke es uno de los restaurantes digitales alojados en BOOH!. que ofrece un menú basado en opciones saludables, los poke bowls, los cuales se componen de verduras y proteínas de calidad. Además, se une Simiente, la marca más fiel a la comida sana dentro de las cocinas fantasma de BOOH! Aquí puedes elegir mediante tres pasos lo que te apetece comer hoy. Primero elegirías entre ensalada o verdura, después podrías elegir qué proteína quieres que componga tu plato y por último la elección del aliño. Además cuenta con postres llenos de sabor sin perder el alma realfooder!



× ¿Tienes hambre? ¡Escríbenos!